PLUSVALÍA

Reclamación de la devolución del impuesto de Plusvalía Municipal

En caso de transmisión de la propiedad de un inmueble (ya sea por venta o por herencia), se paga un impuesto municipal, el llamado Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, este impuesto es también conocido por sus siglas como (IIVTNU), conocido como “plusvalía municipal”.

El sujeto pasivo obligado al pago del impuesto de plusvalía municipal es el vendedor en caso de venta, o el heredero en caso de herencia.

El hecho imponible, esto es, los casos en que debe pagarse se concretan solo cuando en una transacción se ha producido un incremento en el valor del terreno entre el momento de adquisición del inmueble y el momento de su transmisión.

Y si no hay ganancia, NO HAY PLUSVALÍA. Cuando se acredite y pruebe que no ha habido incremento de valor alguno, en términos económicos y reales, no tendrá lugar el supuesto de hecho fijado por la ley para imponer el tributo, por lo que éste no podrá exigirse.

Tampoco se puede exigir el pago del Impuesto de Plusvalía cuando no hay transmisión de la propiedad, por ejemplo, en la liquidación del régimen de gananciales o en la extinción de un condominio (proindiviso).

Incluso, fuera de estos supuestos, si en una transmisión hay ganancia (siendo mayor, por ejemplo, el valor de compra que el de venta del inmueble), los valores que hasta ahora se han tomado como base para calcular el citado impuesto de plusvalía municipal, esto es, el valor catastral del suelo en el momento de la venta,

El Tribunal Supremo en Sentencia de julio de 2018, más de un año después de que el Tribunal Constitucional declarase inconstitucionales y nulos los artículos 107.1, 107.2 a) y 110.4, de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, que regulan el cálculo de la base imponible cuando se produce la transmisión de un inmueble de naturaleza urbana y la gestión tributaria del impuesto, ha establecido que las liquidaciones o autoliquidaciones por la plusvalía municipal, podrán anularse cuando se haya probado por parte del contribuyente, aunque sea de manera indiciaria, la existencia de un pérdida de valor.

De modo, que son muchos los casos en los que los Ayuntamientos han de devolver lo pagado por este impuesto municipal.

Plazo: Si pagaste el impuesto de plusvalía municipal por medio de un impreso de autoliquidación tienes 4 años desde la fecha del mismo para reclamarlo.

Consúltanos sin compromiso.
Herramientas de cálculo del Impuesto de Plusvalía Municipal:

Si quieres comprobar lo que te va a tocar pagar por este impuesto, aquí tienes dos enlaces que te servirán para ello.

También nos puedes seguir en nuestras redes sociales
para seguir la actualidad judicial

Consejos, dudas, resoluciones, preguntas frecuentes, noticias...